INVITACIÓN AL KABUKI Guía de artes escénicas tradicionales japonesas kabukiINVITACIÓN AL KABUKI Guía de artes escénicas tradicionales japonesas kabuki

Historia

Periodo de esplendor

La aparición del Teatro Sarukawa-machi

“Toto Meisho Shibaimachi Hanei no Zu”
National Theatre collection (NA081510)

La primera mitad del siglo XIX en Japón fue una época hedonista de plena búsqueda del placer, asimismo un período de extrema pobreza para los samurais. A medida que la política y la economía estaban llegando a un punto irreversible, el shogunato reforzó su control por medio de lo que e se conoce como las Reformas Tempo. Controlaba estrictamente los placeres y los lujos que disfrutaba la gente del pueblo. La supresión del Kabuki en 1842 fue particularmente severa.

En primer lugar, todos los teatros en el área de la ciudad, incluidos los tres teatros más grandes, y también los teatros más pequeños y medianos. Asimismo, los teatros Ningyo-joruri, fueron reubicados en Asakusa, que en aquel entonces aún se encontraba en las afueras del Edo. Además, Ichikawa Ebizo V, quien también era considerado el rostro del kabuki, fue castigado por su lujoso y extravagante estilo de vida siendo finalmente expulsado del Edo.

En consecuencia, las actuaciones del Kabuki disminuyeron temporalmente debido al severo control ejercido. Sin embargo, las Reformas de Tempo en sí mismas fueron reaccionarias y contrarias a esos tiempos. Esto hizo que en última instancia, no tuvieran mucho éxito. Estas restricciones impuestas a la sociedad eran relativamente ineficaces, por lo que se fueron aflojando gradualmente. Todo esto es sucedió también cuando muchas personas comenzaban a abrirse camino hacia la nueva ciudad teatral de Saruwaka-machi en Asakusa. De esta forma elKabuki lentamente comenzó a prosperar nuevamente.

“Toto Meisho Shibaimachi Hanei no Zu”
National Theatre collection (NA081510)

Activa contribución de Kawatake Mokuami

“Sannin Kichisa Kuruwa no Hatsugai”
National Theatre collection (NA100330)

El Teatro Saruwaka-machi estuvo activo durante unos 30 años en pleno siglo XIX, época de grandes agitaciones sociales cuando se vivía la transición del período Edo (siglos XVII al XIX) al período Meiji (siglos XIX a XX). Durante estos momentos, la narración del kodan y el rakugo, y otras artes similares realizadas en los teatros de vodevil se hacían populares, y comenzaban recibir influencias del Kabuki.

Sucedía todo esto cuando Ichikawa Kodanji IV, quien no fuera bendecido con una apariencia y una voz favorable, ni tampoco con un linaje familiar noble, se convirtió en un actor principal del Kabuki. Se destacó en bailes y gestos, y fue un maestro de los cambios de vestuario instantáneos del Hayagawari, chunori (uso de cables para elevar a los actores por encima del escenario y la audiencia) y otros keren. Además, nadie podía superar a Kodanji cuando se trataba de actuar de manera realista y hacer que el público llorara de emoción.

Kawatake Mokuami (1816-1893) fue un dramaturgo extremadamente popular de esa época. Escribió numerosos shiranami-mono (obras con ladrones como los personajes principales), incluyendo "Sannin Kichisa Kuruwa no Hatsugai" (Los ladrones llamados Kichisa), que tenía de personaje principal un pequeño ladrón de la clase baja. La mayor parte de sus habilidades actorales las demostró en papeles inteligente y delicados, describiendo la vida cotidiana de la gente en sewa-mono, y su sofisticado estilo literario fue notable en sus diálogos rítmicos y largos, por su rica variedad de elementos musicales, como los acompañamientos musicales kiyomotobushi joruri.

Las obras de Mokuami también han sido sobresalientes por su escenario simétrico en forma de imagen, y en "Aotozoshi Hana no Nishikie" (Los cinco ladrones), que también comúnmente se la llamaba Shiranami gonin otoko. Se trataba de cinco ladrones que se alineaban en el escenario con presencia dominante . En cuanto a los personajes que aparecen, Mokuami apenas usaba la ingenua técnica de entrelazar las historias de personas al azar. No obstante, en la realidad describía las vidas de las personas común y corriente que se han mezclaban con malas acciones, desde una perspectiva kármica de justicia retributiva. Las obras de Mokuami son una desviación de los enfoques existentes para la dramaturgia.

Ichikawa Kodanji IV, quien sufrió bajo el estricto y supresivo régimen del shogunato, falleció al final del período Edo; este shogunato se derrumbó en la guerra de Boshin que comenzó en 1868. Cuando Japón entró en el período Meiji, Mokuami también adaptó sus obras a las necesidades de esta nueva era. Comenzó a escribir una sucesión de obras en géneros completamente nuevos, mientras que también continuaba escribiendo sewa-mono que reflejaba rastros del antiguo Edo. Mokuami era un dramaturgo raro cuyas obras se extendían a lo largo del período Edo y Meiji. Muchas de sus obras aún se realizan en varias ocasiones, incluso hoy, y tienen un lugar importante en el repertorio del Kabuki.

“Sannin Kichisa Kuruwa no Hatsugai”
National Theatre collection (NA100330)

Modernización del Kabuki

“Kanjincho”
National Theatre collection (BM001470)

La gente de Japón mantuvo su amor por el Kabuki aún en este nuevo período; sin embargo, entre los que pedían apasionadamente reformas, criticaban los aspectos simplistas y entretenidos del Kabuki. En particular, el líder del propio del Edo Kabuki Ichikawa Danjuro IX, fue la vanguardia de la reforma activa de las historias sin sentido y la actuación y producción exagerada del Kabuki. El gobierno Meiji estuvo de acuerdo en transformar al Kabuki en una forma cultural de alta sociedad, similar al teatro occidental, y evolucionarlo en un arte adecuado para invitar a funcionarios gubernamentales de alto nivel y dignatarios extranjeros. Esto es cuando sucedió el Engeki Kairyo Undo (Movimiento de reforma de la interpretación teatral).

Dentro de este movimiento, Morita Kanya XII abrió el Teatro Shintomi-za y avanzó en los esfuerzos para reformar los teatros, como el uso de luces de gas en ellos. Luego, en 1887, el estatus del Kabuki aumentó considerablemente cuando el Emperador vio una actuación. Surgió una nueva serie de actuaciones que incluía katsureki-mono en la que se reestructuraban los jidai-mono existentes para reflejar con precisión los hechos históricos mediante una extensa investigación de antecedentes sobre maquillajes, vestuario, actuación y otras técnicas; y matsubame-mono que eran actuaciones elevadas basadas en obras de Nohgaku . Sin embargo, la audiencia vio al Kabuki reformado como algo poco sofisticado y un tanto aburrido, y las actuaciones de estas obras de katsureki-mono disminuyeron progresivamente a medida que las audiencias se mantenían alejadas; Este estilo de Kabuki apenas se realiza incluso hoy.

Onoe Kikugoro V realizó principalmente una serie de trabajos titulados zangiri-mono (juegos de cabello recortado; nombrados después de un peinado), que intentaron reescribir el sewa-mono existente para adaptarse a las costumbres del nuevo período. Sin embargo, parecía que la audiencia todavía prefería las obras de sewa-mono ambientadas en el período Edo, como el nuevo trabajo de Mokuami "Tsuyu Kosode Mukashi Hachijo" (Shinza, el peluquero).

A finales del siglo XIX, Ichikawa Danjuro IX y Onoe Kikugoro V ofrecieron actuaciones aún más sofisticadas de los programas Kabuki del periodo Edo, que se convertirían en representaciones teatrales de modelo para las generaciones futuras. Junto con Ichikawa Sadanji I, que fue el hijo adoptivo de Ichikawa Kodanji IV y el popular actor del tachiyaku con el apoyo de Mokuami. Estos formaron el trío de actores de Kabuki conocidos como "Dangikusa".

“Kanjincho”
National Theatre collection (BM001470)