INVITACIÓN AL KABUKI Guía de artes escénicas tradicionales japonesas kabukiINVITACIÓN AL KABUKI Guía de artes escénicas tradicionales japonesas kabuki

Historia

Periodo de Desarrollo

Desarrollo del Shosagoto

Nakamura Tomijuro I
“Kokon Haiyu Nigao Daizen”
National Theatre collection (0010460)

Nakamura Nakazo I
“Kokon Haiyu Nigao Daizen”
National Theatre collection (0010422)

El Kabuki se desarrollaba no solo como un arte dramático; a medida que la música se iba combinando con cantos narrativos y el uso del shamisen (guitarra japonesa de tres cuerdas), el Kabuki también evolucionó como un estilo de danza. Las danzas dramáticas de shosagoto o furigoto, que estaban acompañados por música nagauta y creados específicamente para el teatro Kabuki, se formaron por primera vez como arte de performance para el rol de onnagata. Un ejemplo notable es el "Kyoganoko Musume Dojoji" (La muchacha en el templo de Dojoji), que se llevó a cabo por primera vez a mediados del siglo XVIII. El drama original tiene sus raíces en las obras de Nohgaku, y las secciones que representan las emociones de una mujer enamorada se eliminaron y se convirtieron en una danza independiente. Es una de las principales danzas onnagata que aún hoy se realizan con frecuencia.

Joruri no solo era gidayubushi, convertido en Kabuki junto con las obras de Ningyo-joruri; tokiwazubushi, tomimotobushi y otros estilos, también se incorporaron al Kabuki como actos de acompañamiento. A diferencia del nagauta, este tipo de joruri es originalmente una forma de arte narrativo y, por lo tanto, se producen piezas con elementos muy dramáticos incluso en shosagoto, que ha evolucionado para ser ejecutado tanto por onnagata como por tachiyaku (roles masculinos). "Tsumoru Koi Yuki no Sekinoto" (La Barrera Nevada), que se realizó por primera vez a fines del siglo XVIII, y se convirtió en un una danza independiente correspondiente a la sección que acompañaron al tokiwazubushi en otra obra. Hoy en día se sigue llevando a cabo.

La danza de transformación henge-buyo se desarrolló en la primera mitad del siglo XIX. En esta danza, un actor interpreta muchos roles tanto de hombres como de mujeres, y de diferentes estratos y edades, cambiando su apariencia y sus gestos.

Nakamura Tomijuro I
“Kokon Haiyu Nigao Daizen”
National Theatre collection (0010460)

Nakamura Nakazo I
“Kokon Haiyu Nigao Daizen”
National Theatre collection (0010422)

Activa Contribución de Tsuruya Namboku IV

Aproximadamente 200 años después de la aparición del kabuki-odori, durante los períodos de Bunka y Bunsei (primera mitad del siglo XIX), la población del Edo se hizo más densa y el control por parte del shogunato también se debilitó, lo que acentuó el ánimo de la búsqueda de placeres. Durante este período en el que se produjeron sucesivamente obras de literatura, arte, artesanía, música y otras, las artes escénicas fáciles de disfrutar como el Kodan (storytelling) y rakugo (comic storytelling) también empezaron a prosperar.

El Kabuki también floreció, y comenzó a influir en el calendario, la ropa y otros aspectos de los estilos de vida de los residentes urbanos. El Kabuki se ha arraigado tanto en la sociedad que ya forma parte de la base de la cultura japonesa. Los actores y dramaturgos del Kabuki viajaban con frecuencia entre el área de Kyoto, Osaka y Edo, y los estilos literarios se diversificaron más a medida que se desarrollaban la impresiones y técnica en varios colores. Es en estos momentos cuando surgió el entretenimiento vinculado a diversas publicaciones.

Un dramaturgo representativo de este período ha sido Tsuruya Namboku IV (1755-1829). Estableció el estilo literario kizewa-mono, que describe honestamente los estilos de vida de las personas de las clases sociales más bajas. También escribió emocionantes kaidan-mono (historias de fantasmas), que están llenos de keren (descripciones extremadamente inusuales) para sorprender al público con la aparición de fantasmas y otros temas sobrenaturales.

Namboku utilizó una variedad de técnicas de escritura para crear una colección de obras originales y de espíritu libre. Sus métodos incluían kakikae en el que tomaba una recopilación de varios cuentos conocidos de sekai y los reescribía en nuevas historias cambiando la configuración y reemplazando los roles de los personajes, y el naimaze, donde se entrelazaban varias historias diferentes del sekai. Su trabajo "Tokaido Yotsuya Kaidan" (Los fantasmas de Yotsuya) es un excelente ejemplo de estas técnicas, y aún hoy se realizan regularmente.

También hubo muchos actores de Kabuki influyentes que surgieron durante este período, cuyo impacto aún se siente en el presente. Matsumoto Koshiro V era particularmente muy hábil en interpretar los personajes jitsuaku (verdaderos villanos) y, junto con Namboku, crearon un personaje villano para las historias de kizewa. Iwai Hanshiro V estableció el papel akuba (mujer malvada) dentro del onnagata de aspecto encantador y amigable. Los akuba en las obras de Namboku son hermosos y audaces, y están preparados para ser usado en el chantaje o incluso en asesinatos para obtener lo que que se desea.

Onoe Kikugoro III protagonizó muchas de las obras del kaidan-mono de Namboku, y su legado es el estilo de actuación otowaya-gata que se asocia con los actores kabuki del linaje Onoe, entre otros. Junto con Kikugoro en muchas de las obras de Namboku, se encuentra a Ichikawa Danjuro VII, quien estableció el papel de iroaku (villano guapo), un hombre atractivo con un corazón malvado. Asimismo, dejó el legado del estilo de actuación danjuro-gata.

“Ehon Gappo ga Tsuji”
National Theatre collection (NA030180)

“Sumidagawa Hana no Goshozome”
National Theatre collection (NA030410)

“Ehon Gappo ga Tsuji”
National Theatre collection (NA030180)

“Sumidagawa Hana no Goshozome”
National Theatre collection (NA030410)

Establecimiento del Kabuki-Jyuhachiban

“Kanjincho”
National Theatre collection (NA031600)

La familia Ichikawa fue impulsora en el Kabuki con relación al rol aragoto del período Genroku (finales del siglo XVI a principios del XVII), y este linaje es considerado como los líderes de Edo Kabuki. En 1832, Ichikawa Danjuro VII pasó el nombre de familia a su hijo y entregó un grabado en madera Surimono que contenía una selección de 18 obras creadas por la familia Ichikawa hasta el momento. Era una recopilación de los roles del aragoto interpretados por actores con extraordinarias capacidades quienes se habían destacado en generaciones anteriores dentro del linaje Ichikawa Danjuro.

En el momento de la primera presentación del "Kanjincho" (Lista de Suscripciones) que se trataba de una versión renovada de las 18 obras para incluir elementos Noh, se renombró como “Kabuki’Juhachiban” a la recopilación. Y con el tiempo la sociedad gradualmente comenzó a referirse así al repertorio de las 18 obras.

Mas tarde, a modo de rivalidad al "Kabuki-Juhachiban", Onoe Kikugoro V compiló el "Shinko Engeki Jusshu" (Ten Plays Old and New). Posteriormente, varios linajes de actores del Kabuki han siguieron creando repertorios de este tipo de obras. A menudo se dice que los actores que actúan con una determinada técnica o estilo en particular, se encuentran desarrollando las habilidades transmitidas en su linaje. Sin embargo, el Kabuki se está convirtiendo en un arte escénico clásico, por lo que cada linaje de actores de Kabuki se enorgullecen y continúan con el “arte de la familia”.

“Kanjincho”
National Theatre collection (NA031600)