INVITACIÓN AL KABUKI Guía de artes escénicas tradicionales japonesas kabukiINVITACIÓN AL KABUKI Guía de artes escénicas tradicionales japonesas kabuki

Características

Un arte escénico clásico que se mantiene actual

El kabuki ha venido incorporando el espíritu de cada época a sus tradiciones, las cuales se han mantenido vivas a lo largo del tiempo, y a la vez ha estado creando continuamente nuevas y originales formas de expresión.

Significado del término "kabuki"

En torno a principios del Periodo de Edo (inicios del siglo XVII) empezaron a atraer la atención de la gente ciertas personas que actuaban de forma extravagante y que llevaban ropas y peinados extraños y llamativos. A estas personas se les llamaba "kabukimono", que significa personas que hacen cosas completamente nuevas y extravagantes.

Alrededor de esta misma época se hizo muy popular el nenbutsu-odori, que era un ritual budista con canto y danza por el reposo del alma de los difuntos, así como otras formas de danza similares. Okuni, una mujer que se autoproclamaba ser una doncella sintoísta miko del santuario de Izumo Taisha, en Shimane, ganó una gran popularidad gracias a su original estilo de danza, que incorporaba el singular y vanguardista atuendo de los kabukimono. Se dice que este estilo de danza, que se denominaba kabuki-odori, fue el inicio del kabuki que ha llegado hasta nuestros días.

Todos los intérpretes son de sexo masculino

“Sugawara Denju Tenarai Kagami” ‘Kawachi no Kuni Domyoji’ scene
National Theatre (Y_E0100112000171)

El kabuki no solamente era una forma de danza, sino que también incluía elementos dramáticos y musicales, que lo hicieron muy popular entre la gente. Sin embargo, el kabuki alcanzó un furor casi desmedido, lo que hizo que las autoridades empezarán a imponerle normas, y entre ellas prohibieron la actuación de mujeres. Cuando seguidamente se prohibió también la actuación de jóvenes adolescentes, surgió una nueva forma de kabuki en la que actuaban solamente intérpretes adultos de sexo masculino.

Esta es la razón por la que en las obras de kabuki los papeles femeninos son también interpretados por actores masculinos.

La restricción de tener que realizar la interpretación solamente con actores masculinos condujo a la creación de nuevas formas expresivas para interpretar los papeles femeninos en el kabuki. Además de concebir vestuarios, maquillajes y otras maneras ingeniosas de representar a la mujer, los actores también crearon movimientos para expresar la imagen femenina que incluían una forma de caminar con las puntas de los pies y las rodillas hacia adentro, poner los hombros caídos bajando los omóplatos y movimientos caracterizados por gestos suaves y emotivos para representar la feminidad. Por medio de la práctica diaria de estos movimientos y su perfeccionamiento, desarrollaron una imagen escénica de la mujer representada por el onnagata (papel femenino).

“Sugawara Denju Tenarai Kagami” ‘Kawachi no Kuni Domyoji’ scene
National Theatre (Y_E0100112000171)

Un repertorio de obras muy diverso

Existen alrededor de 400 obras de kabuki que se ponen en escena todavía en nuestros días.

Estas obras están divididas principalmente en dos categorías: jidai-mono (obras históricas) que son obras históricas sobre acontecimientos y personajes anteriores al Periodo de Edo, y sewa-mono (obras contemporáneas y familiares) que son obras que tratan sobre las relaciones amorosas, las vidas y los sentimientos de personas ordinarias del Periodo de Edo.

Estas obras abarcan no solamente aquellas que fueron creadas especialmente para el kabuki, sino también numerosas obras de noh, kyogen y otras formas artísticas que habían sido establecidas en eras anteriores, así como ningyo-joruri (teatro japonés de títeres) y otras artes escénicas que se desarrollaron en la misma época, muchas de las cuales fueron adaptadas para ser representadas como obras de kabuki. Estas obras cuentan con unos elementos dramáticos excepcionales, y forman una parte esencial del repertorio de kabuki.

Algunas obras de kabuki también tienen su origen en artes narrativas como el rakugo, kodan, novelas y otras expresiones culturales, las cuales han influido en el kabuki y a la vez han sido influidas por él. Las obras que se representaban durante el Periodo de Edo fueron desarrolladas por dramaturgos y actores que creaban obras exclusivamente para el kabuki. Aunque a partir de mediados del Periodo Meiji (finales del siglo XIX) empezaron a representarse también obras escritas por dramaturgos y escritores que no estaban directamente relacionados con el kabuki.