Invitación a BUNRAKU

Artistas

Titiritero

Tres personas trabajan en perfecta armonía para dar vida a una marioneta.

Las innovaciones operativas y el entrenamiento permiten que las marionetas representen sus papeles

Titiritero

Los espectadores primerizos de bunraku se sorprenden al ver a tres adultos moviendo una pequeña marioneta. Este método, que puede parecer exagerado, fue inventado en el transcurso de la larga historia del bunraku y permite que las marionetas talladas en madera puedan desempeñar una variedad de papeles.

El titiritero principal (omo-zukai) acciona el lado derecho de la marioneta sosteniendo su torso y moviendo la cabeza. El titiritero izquierdo (hidari-zukai) acciona la mano izquierda de la marioneta con su mano derecha. El titiritero de los pies (ashi-zukai) acciona los pies en posición encorvada. Los tres titiriteros mueven la marioneta como si fuese una persona de carne y hueso, en perfecta sincronía, usando claves para comunicarse sin hablar.

Los titiriteros comienzan como titiriteros de los pies y, a continuación, progresan a titiriteros izquierdos y por último a titiriteros principales. Para convertirse en titiritero principal son necesarios muchos años de formación. Se dice que son necesarios 10 años de formación como titiritero de los pies y otros 10 años como titiritero izquierdo.


Los trajes de los titiriteros

Zuecos de escenario (butai-geta)

Los titiriteros se visten con ropa negra similar a los ninjas denominada “kurogo” y ocultan sus rostros de modo que no interfieran con la visualización del bunraku. Este estilo se remonta a una convención de las artes tradicionales japonesas en la que el color negro simboliza invisibilidad. Sin embargo, es cada vez más común que el titiritero principal accione la marioneta usando vestimenta de tipo kimono y hakama encrespados con el rostro descubierto. Esto se denomina “de-zukai”.

Los tres titiriteros están muy cerca entre sí detrás de la marioneta. Por lo tanto, el titiritero principal usa zuecos de escenario (butai-geta) de aproximadamente 20 cm a 50 cm de alto para sostener la marioneta desde mayor altura, permitiendo que el titiritero de los pies se mueva con mayor facilidad.


Posturas y movimientos característicos de las marionetas

En lugar de imitar los movimientos humanos para proporcionar realidad, se han desarrollado una variedad de posturas distintivas que solamente pueden realizar las marionetas y que añaden importancia al simbolismo. Existen posturas con nombres distintos para los papeles masculinos (tachiyaku) y para los papeles femeninos (onnagata), respectivamente.

Las posturas de los papeles masculinos a menudo se caracterizan por movimientos dramáticos que enfatizan fuerza y poder. Por ejemplo, danshichi- (danhichi-) bashiri son movimientos en los cuales la marioneta masculina corre a grandes zancadas mientras balancea sus brazos ampliamente. Esta postura destaca el carácter audaz y dinámico de su papel.

Por otro lado, los personajes femeninos realizan movimientos sutiles para expresar belleza y bondad. Por ejemplo, la postura ushiro-buri se usa en escenas en las que un personaje femenino debe reprimir su tristeza. Con su espalda orientada hacia el público, mira hacia atrás dinámicamente (una postura que un ser humano nunca podría replicar), mostrando de la manera más hermosa que su resentimiento y pena han alcanzado el límite.